Rotafolio

Un rotafolio, o papelógrafo, es un instrumento usado para la presentación de ideas en forma de exposiciones. Éste consiste en un caballete, sobre el cual se montan hojas de papel impresas o dibujadas, sujetas al caballete con argollas, cintas o tachuelas. Según el material, existen rotafolios de madera o de tubos, generalmente de aluminio.

Según la disposición de las hojas, se clasifica así:

  • Rotafolio simple
  • Rotafolio de hojas invertidas
  • Rotafolio doble
  • Rotafolio tipo libro

// Estructura para una presentación en rotafolio.

- La portada

En la portada va escrito el nombre de la unidad de aprendizaje que se desea abordar en una clase, o en una exposición.

- La situación del problema

Es una interrogante y cuya respuesta se entrega en la síntesis.


- Los objetivos del aprendizaje

Describe el aprendizaje que se lograría al final de la sesión de clases.

- La incentivación inicial

Es una lámina de un cuento o relato que se relaciona con el tema del rotafolio.

- El desarrollo temático

Comprende el grupo de hojas que desagregan al tema central en sus partes principales.

- La síntesis

Constituye la respuesta que se da a la situación del problema.

- La incentivación final

También puede ser una lámina de un relato sobre un tema que cierra la sesión de clases.

Ventajas y Desventajas de este recurso didáctico.

Ventajas.

Su uso representa bajo costo. Si es necesario, permite regresar las láminas para analizarlas nuevamente. Cuando se usa el rotafolios con hojas previamente elaboradas, estas deben ser preparadas y ordenadas con cuidado. Cada una de ellas debe llevar el mensaje en forma precisa, resaltando los puntos claves. Cuando una lámina no se adapte a la idea que se busca expresar, debe ser eliminada.

Desventajas.

  • Al realizar o elaborar el rotafolio lleva mucho tiempo en acabarlo.
  • Al escribir podríamos tener alguna falta de ortografía y no la podríamos corregir.
  • Se demuestra una escritura pésima (no siempre).
  • No es muy confiable, ya que sin darse cuenta, por causas externas o ajenas a las nuestras, se podría mojar, esto ocasionaría que la tinta de los marcadores se corriera, o se podría romper.

Recomendaciones para la elaboración de un “Rotafolio”

  • Color: Aún cuando frecuentemente se seleccionan los folios de color blanco, también se pueden utilizar los de color azul claro o amarillo. Sobre este último destacan muy bien la tinta del marcador color azul oscuro, el rojo y el verde oscuro.
  • Margen: Es conveniente dejar un margen o zona muerta en todos los bordes de la hoja, el cual será mayor en la parte de la información al pasar las hojas.
  • Texto: El texto a incluir debe ser breve y simple, que presente sólo las ideas relevantes. No debe ser mayor de ocho (08) renglones por láminas.
  • Tipo de letra: Debe hacerse con trazos claros y sencillos. Se recomienda el uso de letras de imprenta o cursiva con rasgos redondeados, por ser letras de fácil lectura que requieren menos tiempo para leerlas. Una vez seleccionado un tipo de letra, evite mezclarlo con otro.
  • Tamaño de la letra: Debe ser proporcional al tamaño del auditorio. Se recomienda letras de 3 centímetros de alto por 2 de ancho aproximadamente, para grupos pequeños.
  • Presentación: Debe evitarse fraccionar las palabras al final de cada línea y el uso de abreviaciones.
  • Rotuladores: Pueden usarse marcadores punta gruesa de solución acuosa, (no permanentes), o de tinta indeleble.
  • Legibilidad del Color: En la elaboración de las láminas de rotafolio, también se debe prestar atención a las combinaciones de colores, tanto entre los utilizados para presentar información como en el efecto de contraste que producen los colores sobre la lámina base. A continuación se presenta una tabla que indica la legibilidad de la combinación de colores.
    • Negro sobre láminas de color amarillo
    • Negro sobre láminas de color blanco (despierta poco interés)
    • Azul sobre láminas de color blanco
    • Verde sobre láminas de color blanco
    • Rojo sobre láminas de color blanco
    • Anaranjado sobre láminas de color blanco
    • Amarillo sobre láminas de color blanco (evite usarse)

Técnicas de Uso.

  • Se debe ubicar en un sitio visible a la audiencia de manera que todos puedan ver con facilidad el contenido de cada lámina.
  • El sitio más adecuado para colocar el rotafolio es al lado izquierdo del pizarrón, en relación al público.
  • Pero si se utiliza el retroproyector, es conveniente ubicar el rotafolio del lado derecho.
  • El expositor debe colocarse a un lado del rotafolio en el momento de realizar la presentación de las láminas y frente a la audiencia para mantener el contacto visual con todo el equipo.
  • Se recomienda utilizar puntero para señalar los detalles y no interferir en la presentación.
  • Las láminas se exponen durante un lapso de tiempo determinado, mientras la información de la lámina guarde relación con el contenido que se está exponiendo.

El cartel.

Se define como un material gráfico que transmite un mensaje, está integrado en una unidad estética formado por imágenes y textos breves de gran impacto.

También puede definirse como: un susurro que, ligado fuertemente a  las motivaciones e intereses del individuo, penetra en su conciencia y le induce a adoptar la conducta sugerida por el cartel.

En conclusión, es un material gráfico, cuya función es lanzar un mensaje al espectador con el propósito de que éste lo capte, lo recuerde y en forma concordante a lo sugerido.

Antecedentes.

El origen del cartel se remonta más allá del siglo XIX, este medio informativo era conocido como panfletos o bandos de ordenanzas, que se colocaban en las paredes de las plazas públicas, para ser vistos por el pueblo y de esta manera ser advertidos de las nuevas obligaciones o impuestos, que dictaba algún rey o gobernante o para anunciar un espectáculo que podría presenciar el pueblo.

El cartel también es conocido por su nombre en inglés como póster y en America del sur como afiche.

Con el paso del tiempo este medio se fue reconociendo como un atractivo visual de gran fuerza emotiva.

Por esta razón ha pasado a ocupar en los medios de comunicación un importante lugar.

Empleo.

Ha sido empleado en la decoración, el espectáculo, la política, el comercio, la industria, la ecología, la educación y la salud.

Clasificación.

Los carteles de acuerdo a su uso podrían clasificarse en: promocionales, decorativos, políticos, educativos, etc.

En este apartado los englobaremos únicamente en dos tipos: los informativos y los formativos.

El cartel informativo: lo definimos como aquel que presenta un mensaje donde se  da a conocer algo.

Este tipo de cartel por lo general se elabora con algún diseño de imagen muy sencilla y un texto explicativo, para se elaboración se recomienda el uso de letras grandes sobre un fondo de color contrastante.

El cartel formativo: se define como aquel que es capaz de producir conocimiento, cambio de actitudes y valores, es muy utilizado para propiciar el desarrollo de hábitos, también se usa para fomentar actitudes de confianza, actividad, esfuerzo etc. En el cartel formativo la imagen desempeña el papel más importante, pues prevalece sobre el texto.

Características.

  • El mensaje en el cartel debe ser integral, es decir, debe percibirse como un todo.
  • Un cartel de calidad es aquel que llama la atención espontáneamente.
  • Para entender mejor cómo participan cada uno de los elementos que integran un mensaje, nos proponemos su desglose en dos grandes aspectos: los psicológicos y los físicos.
  • Los elementos psicológicos son los que dentro del mensaje estimula al espectador para que se oriente hacia lo que se pretende en dicho mensaje.
  • Los elementos físicos son aquellos que constituyen el arreglo o tratamiento estético y el atractivo visual.

Estos elementos físicos que producen el efecto de atención son su; composición, tamaño, formato, imagen, texto y color.

  • La composición: se refiere a la distribución estética de los electos.
  • Tamaño del cartel: éste estará determinado por el lugar o los lugares en que se coloquen y la distancia en la que pasarán las personas que lo observen. Los tamaños más comunes son los de 70x100cms. De 50x70cms, y el más pequeño, es de 35x50cms.

Un aspecto importante a considerar relacionado con el tamaño del papel es su calidad y el calibre o grosor. Los papeles más utilizados para el cartel son el tipo Bond de 120grs. Equivalente a 801 kilos, o el papel malinche, que es aun de mejor calidad. También se puede utilizar la tradicional cartulina blanca para los carteles que se realicen en forma artesanal, es decir no impresa,

  • Formato: éste se refiere a la posición en que se usará el papel, es decir el vertical o el horizontal. El primero es el más clásico o el más usado, sin embargo, el segundo que se le conoce como apaisado, es de gran impacto.
  • Imagen: debe ser una síntesis que resuma la idea a la mínima expresión, sin dejar de ser clara y significativa.
  • Formas: las imágenes de los carteles están integradas por formas, que a su vez pueden ser de tres tipos: geométricas, abstractas o naturales.

En cuanto a su elaboración, las imágenes que se colocan en el cartel pueden ser: fotográficas o dibujadas.

  • Imagen normal: aquella que ha sido captada en la realidad y no se le ha hecho ningún arreglo o truco en el laboratorio.
  • Imágenes con efectos: son las que se elaboran en el laboratorio mediante ciertos trucos como son: la solarización, el alto contraste, filtros de colores etc.

Tipos más usuales de dibujos aplicados al cartel: realista, caricaturizado y estilizado.

  • El dibujo realista se caracteriza por su alto grado de fidelidad.
  • El dibujo caricaturizado, es más adecuado, pero hay que usarlo con moderación, y buen gusto, sin caer en las exageraciones.
  • El dibujo estilizado, generalmente busca la simplificación de los detalles.
  • Texto: éste tiene función doble en el cartel, por un lado refuerza el mensaje implícito en la imagen y por otra forma parte importante en la composición.

En este elemento del cartel debe cuidarse la redacción, el tipo de letra tamaño de la misma y su ubicación.

  • Redacción: no debe ser muy extensa, para que la percepción sea rápida los textos deben ser cortos, directos y claros.

En algunos casos un texto interrogativo puede ser el elemento esencial para motivar a la persona que lo ve, en otros casos puede ser una frase incompleta, un juego de palabras o una frase con algunos conceptos modificados.

Nunca olvide las características de la población a la que va a dirigir el mensaje en el cartel. Tome en cuenta su nivel educativo, costumbres, cultura, hábitos, valores etc.

Clásicamente el cartel tiene dos elementos de texto muy importantes que son la entrada y la salida del texto.

La primera es fundamental para atraer la atención del transeúnte, pues es la frase que pesca a la distancia a la persona, este encabezado se escribe con letras de gran tamaño y en forma muy breve, cinco palabras cuando mucho.

La salida tiene como función rematar o complementar la idea que se inició en el encabezado. Su función es reforzar lo dicho en la parte intermedia. La tipografía empleada en estos es un poco más pequeña, aquí también se recomienda no rebasar las cinco palabras.

El tipo de letra es también un elemento importantísimo, pues a través de ésta podemos transmitir significados emotivos y sentimientos.

  • El color: como ya lo habíamos dicho anteriormente, es otro aspecto relevante del cartel. Para este hay que seguir ciertas normas como es usar: fondos contrastados, colores claros, pocos colores, y aplicar los colores planos sin matices

Los contrastes que se producen con la combinación de los colores complementarios, por ejemplo: violeta y amarillo o  los armónicos por ejemplo: bermellón que sale del rojo y amarillo. La combinación de colores armónicos se percibe de una manera más relajada. Sin embargo hemos de concluir diciendo que cualquier combinación es válida si se consigue el efecto deseado.

Etapas de planeación y realización del cartel artesanal.

Es aquel que se crea sin recurrir a su producción impresa y de gran tiraje. Este tipo de cartel es el más utilizado por las personas en que su área de influencia es reducida, escuelas, centros de salud, mercados, fábricas, etc.

El cartel artesanal puede ser elaborado por cualquier profesional o persona que tiene necesidad de este tipo de medio informativo y que no cuenta con los recursos económicos para la producción impresa.

Difusión.

Estos son: las áreas, la distancia, el tamaño, la colocación y la vigencia.

Referido a las áreas se recomienda colocar los carteles en aquellas de mayor tránsito de personas y donde el cartel tenga la posibilidad de que sea visto por la mayor cantidad posible de transeúntes.

La colocación de cada cartel deberá hacerse a la altura de la cara de las personas, pues esto facilita la lectura.

Una última recomendación es la vigencia, que por cierto casi nadie toma en cuenta, ésta consiste en que después de cierto tiempo se retire el papel de su sitio, una vez que haya cumplido con su propósito, de lo contrario contribuirá a degradar a este recurso como un valioso medio de difusión.

Conclusiones.

·         Un rotafolio es, básicamente un instrumento para la exposición de ideas e información donde se van rotando hojas de papel con el contenido que se desea exponer.

  • Es un dispotisivo que facilita la interacción y el debate y fue diseñado como una herramienta de comunicación para aplicarse durante el trabajo “cara a cara”.
  • Es un instrumento con el cual se puede ir hacia donde las personas más vulnerables viven o trabajan, ya que, como sabemos, muchas veces les resulta difícil acercarse a los espacios institucionales.
  • El rotafolio se debe ubicar en un sitio visible a la audiencia de manera que todos puedan ver con facilidad el contenido de cada lámina.
  • El sitio más adecuado para colocar el rotafolio es al lado izquierdo del pizarrón, en relación al público.
  • El expositor debe colocarse a un lado del rotafolio en el momento de realizar la presentación de las láminas y frente a la audiencia para mantener el contacto visual con todo el equipo.
  • El cartel se define como un material gráfico que transmite un mensaje, está integrado en una unidad estética formado por imágenes y textos breves de gran impacto.
  • El origen del cartel se remonta más allá del siglo XIX, este medio informativo era conocido como panfletos o bandos de ordenanzas, que se colocaban en las paredes de las plazas públicas, para ser vistos por el pueblo y de esta manera ser advertidos de las nuevas obligaciones o impuestos,
  • El cartel ha sido empleado en la decoración, el espectáculo, la política, el comercio, la industria, la ecología, la educación y la salud.
  • La redacción de un cartel no debe ser muy extensa, para que la percepción sea rápida los textos deben ser cortos, directos y claros.
  • El cartel artesanal puede ser elaborado por cualquier profesional o persona que tiene necesidad de este tipo de medio informativo y que no cuenta con los recursos económicos para la producción impresa.

Bibliografía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: